Dr. Lina Triana

Facial Mujer

Con el paso de los años, las líneas de expresión se hacen más notorias en nuestra piel hasta el punto de que cuando no las tratamos se vuelven permanentes.   Las arrugas que aparecen en nuestra piel, aunque no nos estemos expresando, sin ninguna contracción muscular, se denominan arrugas estáticas.   Estas arrugas se pueden disminuir cuando se aplica ácido hialurónico, Además, el ácido hialurónico se ha utilizado tradicionalmente como relleno para dar contorno a nuestro rostro. Se puede utilizar para realzar nuestras mejillas, nuestro mentón, nuestros labios y nuestra nariz. Y también, para hacer un rostro más masculino o más femenino.

Es clave que este procedimiento lo realice alguien que realmente comprenda y conozca la anatomía y las proporciones faciales entre hombres y mujeres, Parece fácil de aplicar el ácido hialurónico, pero ser un experto en él exige conocimiento, entrenamiento y experiencia.

Hoy también utilizamos ácido hialurónico para tensar o estirar la piel facial. ¿Cómo? Después de estudiar aún más los músculos faciales, comprender que hay algunos músculos en la cara que tiran hacia arriba y otros que tiran hacia abajo y también conocer la anatomía de dónde comienzan y terminan estos músculos, ahora podemos aplicar pequeñas cantidades de ácido hialurónico debajo de los tendones musculares acortándolos y hacer que tus propios músculos tiren hacia arriba de la piel floja, dando un efecto natural de estiramiento de la piel que muchos de mis pacientes lo llaman “Mágico”, de hecho se puede ver mientras estoy trabajando en ti en el consultorio.

Doctora Lina Triana cirujana plástica
Conoce más aquí
Conoce más aquí
Conoce más aquí
Conoce más aquí
Conoce más aquí
Conoce más aquí
Conoce más aquí
Conoce más aquí

Tomar la decisión de viajar fuera de tu ciudad / país de origen para realizarte una cirugía plástica no es una decisión fácil. Hay muchos factores que pueden influir en tu decisión para realizarte tu procedimiento, pero junto con todo mi equipo de trabajo te haremos sentir como en casa.