Dr. Lina Triana

Despejando mitos de la salud capilar

Hoy en día, internet y en especial las redes sociales, nos ofrece una gran cantidad de información y recomendaciones sobre salud capilar, pero no siempre provienen de profesionales del tema. Es crucial basarse en datos precisos y consultar con especialistas para tomar decisiones informadas. Los mitos pueden generar expectativas poco realistas y decisiones equivocadas, por lo que es mejor recurrir a profesionales en el tema.

 

A continuación, abordamos algunos de los mitos más comunes sobre la salud capilar y los implantes capilares que circulan en las redes sociales, junto con la realidad detrás de ellos:

 

Lavar el cabello todos los hace que se caiga más: MITO Lavar el cabello regularmente no causa su caída; el lavado por lo general depende mucho del tipo de cabello y del estilo de vida. Algunos tipos de cabello pueden beneficiarse de lavados diarios, especialmente si el cuero cabelludo es muy graso. Sin embargo, para otros, lavar el cabello con demasiada frecuencia puede eliminar los aceites naturales, causando sequedad y daño.

 

El uso frecuente de gorras provoca la calvicie: MITO el uso continuo de sombreros o gorras no va a ocasionar que a lo largo del tiempo produzca calvicie y no hay evidencia científica que lo demuestre.  La pérdida de cabello está más relacionada con factores genéticos, hormonales y algunas condiciones médicas.

 

Los implantes capilares son permanentes y no requieren mantenimiento: MITO Los resultados del implante capilar son duraderos porque ese cabello implantado viene con la información genética correcta, por lo tanto, normalmente no se caen, es falso que no requiera un mantenimiento o tratamiento posterior, por eso se debe complementar la cirugía de implante capilar con los tratamientos tópicos, diferentes tipos de láseres y otras tecnologías para también tratar la pérdida del cabello que no fue implantado y mantener el cabello trasplantado en el tiempo.

 

Los implantes capilares son dolorosos: MITO Los procedimientos modernos de implante capilar, como la técnica Neograft Triana FUE que es robótica, neumótica y sistematizada, esta se realiza bajo anestesia local, lo que minimiza el dolor durante la cirugía. Los pacientes pueden experimentar alguna molestia después del procedimiento, pero generalmente es manejable con analgésicos.

 

El tabaco acelera la caída del cabello: Realidad. El tabaco si puede contribuir a la pérdida de cabello debido a sus efectos negativos en la circulación sanguínea, la disminución en la irrigación, nutrición y oxigenación de los folículos pilosos contribuye a su progresiva miniaturización. Esto, a largo plazo, puede provocar algún grado de alopecia en personas que no la padecían, o acelerarla en personas que sí.

 

Es importante antes de tomar cualquier decisión que tenga que ver con nuestra salud capilar contar con las recomendaciones de un experto en el tema, que realice una valoración previa del estado del cabello y cuero cabelludo para de esta manera ofrecer el plan de tratamiento ideal de acuerdo a tus necesidades.

[social_share_button]