Dr. Lina Triana

MI CUERPO DESPUÉS DE LA MATERNIDAD

Ser mamá te cambia la vida para siempre, tu forma de ser y actuar será aquella necesaria para cuidar de tu bebe y así como también experimentarás cambios corporales secundarios a tu embarazo y lactancia.
 
Cuando nos encontramos en modo maternidad, empezamos a colocar a de lado nuestra vida como pareja y como además, estamos tan ocupadas en el hogar y en el trabajo, tendemos a colocar en stand by como nos vemos,  y como nos sentimos referente al sexo, hasta el punto de que nos resignamos a no tener una vida sexualmente activa.
 
Como decimos, al tener un bebé se hace posible que experimentes la vida de manera diferente, como actúas y cómo experimentamos los cambios corporales.  Aquí traemos  para ti algunas opciones que están para ayudarnos a ser y sentir como estábamos antes de los hijos.
 
ROSTRO:  Cuando tienes tiempo para volverte a mirar en un espejo y encuentras arrugas asociadas a la expresión que no te gustan, aquí el botox puede ser una buena opción.
El plasma también es una buena opción cuando quieres hidratar de manera profunda tu piel y así dar una aspecto más fresco, o cuando quieres mejorar la caída del cabello.
 
SENOS: Con el embarazo y la lactancia nuestros senos se aumentan y disminuyen de tamaño quedando caídos y vacíos.  Por eso, las mujeres recurren a realizarse una mamopexia, la cual puede ser además con prótesis para resaltar el área del escote. 
 
ABDOMEN: Podemos tener 3 tipos de abdomen salido luego de un embarazo. El primero es secundario a una amento de cúmulos de grasa que si son pequeños pueden resolverse con un tratamiento no quirúrgico como el coolshaping, pero si son mas grandes entonces se sugiere una lipoescultura.
 
MUSLOS Y CADERAS: Si son cúmulos de grasa se puede realizar una lipoescultura en la zona y si hay piel que sobra adicionar a la lipoescultura el J plasma. 
 
VAGINA: Cuando estamos embarazadas el peso del bebe se aloja en los músculos del piso pélvico que sostienen nuestra vagina y útero y cuando nace el bebe estos músculos quedan flojos. Cuando hay una vagina floja se puede hacer un rejuvenecimiento vaginal láser no quirúrgico pero si hay bastante flojera de la vagina se necesitará un rejuvenecimiento vaginal. Hay además algunas mujeres que se les crecen los labios de la vagina con el embarazo los cuales se pueden cortar y otras que tienen piel oscura en el área genital, a estas se les hacer un láser despigmentante. 
 
Como vemos las mujeres de hoy tenemos alternativas para nuestro bienestar sexual, necesitamos no se quede en intención, pide tu cita (2) 5146434 – 5560576 – 3137183794